miércoles, 24 de marzo de 2010

Un pueblo muy conocido.

Era un pueblo muy conocido, porque todos sus habitantes eran de risa facil.
Cierto día descubrieron que la disposición de sus laderas y montañas, producían remolinitos de viento, que causaban unos ataques de cosquillas terribles.

3 comentarios:

SILVIA. N.N. dijo...

Bonito lugar inventado

Liz Flores dijo...

Qué lindo que hubieran más lugares así por todo el mundo.

Bonito pensamiento.

Pablo Medrano dijo...

Si ubicáramos todos nuestras vidas atendiendo a lo que el viento susurra...